El poeta Escocés Robert Burns decía que el whisky y la libertad van juntos, incluso personificó el whisky convierténdolo en “la sangre de John Barleycorn”.

Sir Walter Scott expresó sus sentimientos en obras como El Anticuario o Rob Boy (película protagonizada por Liam Neeson y Jessica Lange). Estas novelas, a su vez, inspiraron los nombre de un cóctel y scotch whisky respectivamente.

El novelista Walter Percy , escribió sobre la especial habilidad del whisky para evocar tiempos y lugares pasados; describió un trago de bourbon como ” una pequeña explosión de sol de Kentucky en la cavidad nasofaríngea y el sofocante mordisco húmedo del verano de Tenessee.

Anuncios